lunes, 12 de agosto de 2019

Fantasmas. Gato montés (Felis silvestris)

Si el lince ya es casi indetectable en las intrincadas sierras gaditanas, al gato montés lo nombraría el campeón de los fantasmas number one... No es nada fácil dar con sus indicios en estos parajes, cuanto menos poderlo divisar, y visto lo visto ni tan si quiera fototrampear. Lo cual no quiere decir que no esté presente en estos territorios, donde se muestra enteramente como una especie muy esquiva y tremendamente huidiza, y que pasa totalmente desapercibida.

Nos pudimos dar por satisfechos al encontrar estas huellas impresas en la arenilla reseca de un carril del interior del parque natural Los Alcornocales. Solamente las medidas ya no dejan lugar a dudas, de esta huella del enigmático felino.


Huellas de gato montés en el PN Los Alcornocales

domingo, 11 de agosto de 2019

Gamos (Dama dama)

A veces el fototrampeo te regala estampas tannnn bonitas como ésta...

En breve publicaré un vídeo con lo que dio de sí la carroña de un jabalí... De la que por cierto no dejo de ver los vídeos e imágenes como si estuviese en una auténtica película de acción en el cine, ya que está dando resultados algo interesantes...





viernes, 9 de agosto de 2019

Un corzo muy territorial

En las inmediaciones de un abrevadero, un corzo se muestra muy territorial. Tiene marcada con escodaduras multitud de ramas de lentisco. Puede este territorio tan marcado se deba a la existencia de un punto de agua, tan escasa durante el estío por esta zona y que defiende a capa y espada...

Las escodaduras de corzos suelen encontrarse situadas a no más de un metro de altura de la base del suelo debido a su pequeño tamaño (más o menos del tamaño de una cabra doméstica). No suelen elegir ramas muy gruesas ni troncos de árboles grandes, unas simples ramas de arbustos le basta para dejar patente el área que abarca su territorio. Con su cuerna deja marcas longitudinales en la corteza y que pueden llegar al descortezado completo si el marcaje es insistente.

Escodaduras de corzo.
En algunas ocasiones puede llegar a descortezar las ramas

Marcaje en diferentes puntos

Marcas longitudinales


miércoles, 7 de agosto de 2019

Predador alado

En medio del bosque, un mirlo pasó a ser la merienda de un depredador alado, quizás todo apunte al pirata de la espesura...

Recordar, que los cañones de las plumas de un ave depredada por otra ave rapaz permanecen intactas sin ninguna rotura, lo más, pinzadas por la acción de pico en algunas especies. Abajo del todo muestro también como comparativa una foto de predación  realizada por un carnívoro.


Mirlo depredado seguramente por Azor

Arrendajo depredado por un carnívoro, cañones de la plumas cortados

viernes, 2 de agosto de 2019

De comadrejas...

Ya me lo decía y recuerda constantemente mi gran amigo y siempre maestro en el mundo de los rastros e indicios de los carnívoros ibéricos, Javier Rodríguez, gran naturalista de pura casta, de los de antes como yo suelo decir. Para diferenciar las huellas de una comadreja solo tenemos que pensar en las huellas de la garduña, pero en miniatura... 

Observando sus plantas, nos daremos cuenta de que tienen mucha similitud. La disposición y forma de las almohadillas de la comadreja parecen diminutas réplicas de las de su prima-hermana la mayor..., guardando las proporciones claro está.

Pata delantera izq. de comadreja (Mustela nivalis)

Patas traseras de comadreja (Mustela nivalis).

Individuo macho de comadreja atropellada

jueves, 25 de julio de 2019

Huellas de patas traseras liebre-conejo

Nunca está de mal que comparemos las huellas de ambos lagomorfos...

Aunque muy parecidas, las patas traseras de liebre son de mayores proporciones que las de conejo en individuos adultos, este factor es el principal a tener en cuenta si las pretendemos diferenciar. Recordar que estas huellas son perfectamente confundibles con las de zorro también, sobre todo si no se marcan a la perfección, ya que guardan mucha similitud tanto en tamaño como en forma.

 
Patas traseras de liebre ibérica (Lepus granatensis)

Patas traseras de conejo (Orytolagus cuniculus)



viernes, 12 de julio de 2019

Algunos movimientos de nuestra fauna

Entrado el verano, las nuevas generaciones de los nacimientos producidos en primavera se muestran ya algo crecidas. Es el momento de prospectar y conocer todo un nuevo mundo para ellos. Como telonera, la rata campestre. Posteriormente observaremos unas ginetas curiosas y juguetonas, meloncillos en la "pubertad", y una pandilla de rayones descubriendo caminos entre otros.