jueves, 12 de diciembre de 2019

Nutria (Lutra lutra). Restos de alimentación.

Cuando hay bastante alimento disponible en el medio, no es raro que las nutrias abandonen parte de sus capturas habiendo consumido solamente aquella zona más nutritiva o más apetecible. Sucede con los cangrejos de río, y también con peces que son capturados por el mustélido. 

En la siguiente imagen podemos ver restos de una lisa que fue predada por un individuo consumiendo solamente su cabeza, y después abandonada en la orilla de este caño de la antigua laguna de la Janda, que por cierto, estaba bastante fresco... En el abdomen de la lisa se pueden observar las marcas que la nutria dejó con sus potentes colmillos. 

Ah! Os cuento un truquillo para cuando no tengáis regla, metro o calibre con el que medir..., como me sucedió  ese día, que recuerdo no tenía el calibre a mano... Cuando me sucede esto, a veces cojo una ramita o pajita, mido la longitud del indicio o la sección que quiera medir de este con ella, y luego la parto justo por el final de la medida. La guardo y cuando tengo una regla disponible mido la ramita, y listo!!, ya tenemos el dato!


martes, 3 de diciembre de 2019

Zorzal común (Turdus philomelos). Restos de alimentación.

Ahora que es tiempo de zorzales..., muestro un indicio de alimentación propio de estas preciosas aves. 

Allá donde abundan, no es difícil encontrar sus curiosos comederos de caracoles. Suelen usar una piedra (yunque), donde los golpea con la finalidad de romper su concha y de esta forma acceder a su contenido. 

Una manera de dar con ellos es buscar cúmulos de restos de caracol junto a estas piedras, y a veces sobre ellas. Aunque también decir que deberemos tener cuidado, ya que hay campos donde aparecen grandes cantidades de estos moluscos muertos por otras causas que nos pueden confundir...


domingo, 1 de diciembre de 2019

Ponencias y charlas Emlobados 2019

Con un poquitín de retraso publico algunos fragmentos de las charlas y ponencias que tuvieron lugar en las Jornadas Emlobados 2019 el pasado mes de Septiembre. Y es que es un privilegio poder escuchar en persona a grandes eminencias en la historia del naturalismo, la ecología y el conservacionismo de España.

En primer lugar el reconocido Javier Castroviejo, nos deleitó con el bagaje acumulado de una personalidad de su talla. Cada palabra que transmite es la voz de la experiencia y es difícil no dejar ensimismado... En segundo lugar Felipe Bárcena, gran naturalista e investigador, que nos sedujo con los grandes conocimientos sobre los Garranos, raza de caballo que encontramos en zonas montañosas de Galicia, y su interacción con los lobos ibéricos. En tercer lugar podremos ver a Roberto Hartasáchez, representante de la histórica asociación conservacionista "Fondo  Asturiano para la Protección de los Animales Salvajes" (FAPAS). Nos habló del estado del lobo ibérico en Asturias y la coexistencia en el mundo rural...,  buenos ejemplos de "la picaresca..."

Aunque el audio no es muy bueno ya que son grabaciones realizadas con el móvil a pulso, y el editor del vídeo aún no lo manejo, que le vamos hacer..., a afinar los oídos y no perder detalle...






viernes, 15 de noviembre de 2019

Un corzo un tanto especial II

Retomo la entrada donde publiqué la imagen, de un corzo macho que captamos mediante fotototrampeo con una afección en la lengua, para testimoniar su evolución. La entrada anterior la podéis ver aquí

Pues bien. después de un mes volvió a salir nuestro corzo. Su lengua seguía hinchada, o inutilizada, aunque tal vez pueda apreciarse que redujo algo su tamaño. Sin embargo tiendo a pensar que se trata más de una malformación, ya que el animal aparentemente parecía gozar de un impecable estado de salud.  Le deseamos suerte!





jueves, 14 de noviembre de 2019

Restos de alimentación. Hueso de jibia.

Hoy traigo un indicio curioso pero que estoy segura muchos de vosotros habréis visto en un muchas ocasiones. 

En un paseo por la playa se pueden encontrar en la arena y la orilla todo tipo de restos de especies marinas que van arrastrando las mareas, como por ejemplo restos de conchas, caracolas, algas, huevos de choco, esponjas de mar, plumas de diversas aves..., entre otros. También multitud de basura por desgracia, pero vamos a dejarlo para otro momento.  Entre todos estos restos, no es raro encontrar unas especies de "barquitas" de color blanco, y que pueden tener diversos tamaños, aunque como máximo podrán alcanzar el tamaño de un zapato. Uso el símil de "barquitas" debido a  que de pequeña fabricaba pequeños barcos con ellos... Estas "barquitas" blancas, que tienen una de las caras endurecida y la contraria algo más blanda, como el corcho, son los llamados "huesos de jibia", ¿Y qué son estos huesos de jibia? 

Los huesos de jibia son restos de un molusco, que todos conocemos mayoritariamente por su valor gastronómico y que es la sepia (Sepia officinalis) , o también llamado, choco o jibia. Las sepias como ya he comentado son moluscos aunque no lo parezcan, es decir, pertenecen al mismo Filo que las almejas o los mejillones, o los caracoles. Solamente que la concha que rodea a los otros, en este caso se encuentra en el interior del animal. Son entonces las "barquitas blancas" que encontramos orilladas en las playas y que han sido arrastradas por las mareas, conchas internas de sepias que han muerto.

Pues bien, estas conchas, al tener una composición rica en carbonato cálcico y  otras sales y minerales,  hace que otros animales las consuman para obtener de forma rápida elementos tan necesarios como el calcio, que irá destinado a la formación de huesos, pico en el caso de las aves, plumas... Es por ello que es muy común encontrar los huesos de jibia con ciertas marcas, sobre todo en su cara más blanda, producidas por el el pico de algunas aves. Las más habituales en las playas en usar estas conchas como fuente de calcio son las gaviotas. En la imagen podemos ver un hueso de jibia totalmente picoteado por gaviotas patiamarillas y reidoras.

Incluyo este resto animal, dentro del grupo "restos de alimentación", porque, aunque no sea un alimento básico en la dieta, sí que se usa como un aporte en el metabolismo de muchas especies.


miércoles, 6 de noviembre de 2019

La cautela del zorro...

Puede que parezca que el zorro es una de las especies que se muestra más confiada ante los peligros, debido a su astucia y perspicacia. Pero hay casos en los que actúa con cierta cautela y huye a la más mínima... En este vídeo podremos ver como un simple "click" de la cámara de fototrampeo, prácticamente insonoro para nuestros oídos, aunque no para la agudeza de oído del zorro, le hace desconfiar y dar media vuelta... Para, se lo piensa..., y al final, desaparece... Así que mejor!, como estrategia de supervivencia en este territorio hostil...

martes, 5 de noviembre de 2019

Edades..., corzo.

Uno de los sitios más indicados para encontrar huellas de fauna son las orillas de los pantanos. Un día dedicaré una entrada a hablar expresamente de los puntos y zonas más factibles y apropiados para encontrar rastros de las diferentes especies, teniendo en cuenta algunos factores ya que no todas acuden a los mismos sitios. En fin, lo dejaremos para ese día...

En esta ocasión, la orilla de uno de los diversos embalses de las sierras gaditanas, estaba llena de huellas de corzo. Este es el momento más adecuado para poder observar con precisión las guardas de este ungulado, dónde se sitúan y cómo se posicionan. Ya que las orillas tienen un sustrato arenoso y blando donde se marcarán muy bien. Para mí la huellas de corzo son de las más bonitas, por sus peculiaridades.

Los rastros nos contaban muchas cosas, entre ellas, una hembra de corzo acompañada de su corcino. El tamaño de la huella del corzo joven era de menor tamaño, aunque se apreciaba algo grandecito ya. Este menor tamaño unido a que nos encontrábamos en el mes de agosto, nos hacían deducir que se trataba de un corzo de unos cuatro o cinco meses de edad. En ese instante te viene a la cabeza la imagen de la hembra de corzo y el pequeño a su lado pululando por estas orillas, cuando andaban, paraban, momento en el que fueron a beber...

A partir de ahora dedicaré más entradas a interpretar qué nos cuentan los rastros, comportamientos, pasos, sexos... En cuanto a identificar huellas de especies ya existe mucha información, bibliografías, internet..., en este mismo blog podréis hacer búsquedas sobre ello, Pero existe poca información que se dedique a contar, a averiguar el comportamiento de nuestra fauna a través de los rastros, formas de vida.. Y es que en eso todos somos aprendices, ya que siempre se aprende algo nuevo...


 Huellas de corzo adulto

Huellas de corzo joven (4 o 5 meses)