jueves, 28 de mayo de 2015

El jabalí (Sus scrofa)


Volvemos a dedicar una breve entrada al jabalí (Sus scrofa), adjuntando foto de ejemplar y algunas imágenes de sus señales e indicios. Muestro a continuación una hembra de jabalí que pudimos sorprender en plena marisma de Doñana, con suerte al atardecer no resulta extraño toparse con algún ejemplar trasteando entre los cultivos a ver que pilla... Seguidamente una de sus huellas, donde destacan los talones, siempre oblicuos y apuntando hacia el exterior. En la siguiente fotografía podemos observar una baña donde se suelen revolcar para sus "cuidados y limpieza de la piel", o sea, desparacitación de pulgas y garrapatas. En la penúltima imagen vemos uno de los indicios que habitualmente se encuentran allá donde los hay, los pelos que suelen enganchar en alambradas al pasar. Como podemos apreciar son cerdas gruesas y bastante rígidas, ideales para proteger al cuerpo de la espesura del matorral y enfrentamientos con cotrincantes.

Finalmente muestro aunque no es un indicio, una de las jaulas que hasta la actualidad se estan colocando en el Parque Natual Los Alcornocales para atrapar híbridos de jabalí y cerdo ibérico. Hace tiempo se produjeron cruces con estos últimos y desde entonces existen en el parque gran cantidad de individuos hibrídos, que poco gustan en las fincas cinegéticas de caza mayor... En el interior de la jaula ponen como cebo maíz, que tanto gusta a los "cochinos", bajo una gran piedra. Cuando uno de los cerdos mueve o alza esta piedra con sus potentes hocicos e ingénuo a lo que se le aproxima, la compuerta de la trampa cae dejándole preso. Comentar para finalizar, que la carne de estos cerdos híbridos en la actualidad se está desechando porque aún existe en estos individuos la peste porcina, aunque decir que no es transmisible al jabalí y que su carne podría ser consumida bajo control veterinario desechando los animales que tuviesen la enfermedad. Sin embargo esto no se está haciendo y todo cerdo que es atrapado es eliminado sin aprovechar su carne.

Como siempre, gracias por vuestra visita.

 Jabalí hembra fotografiado en Donaña

 Huella de jabalí

 Baña donde se revuelcan.

Pelos de jabalí en una alambrada, es frecuente encontrarlos. 

Jaula colocada en Los Alcornocales para atrapar híbridos de jabalí y cerdo ibérico.


miércoles, 13 de mayo de 2015

La Gineta (vistas craneales)

Ya en más de una ocasión nos hemos referido a la gineta (Genetta genetta). Si el nombre ya de por sí es bonito, más bonito es este impresionante animal. Viverrido de precioso pelaje gris, adornado de un llamativo moteado negro y una larga cola anillada que la caracteriza. Tienen en su mirada algo, sus ojos brillan como espejos la más tenue luz de la luna. Y se desenvuelven silenciosas en la nocturnidad, orientando sus adaptados pabellones auditivos a la atención de cualquier insignificante sonido.


Hoy os muestro aquí su cráneo. Sin profundizar mucho en exactas medidas, pretendo simplemente dar una idea de como es este, sus mandíbulas y sus dimensiones.

Si nos fijamos en la cabeza de una gineta rápidamente nos podremos dar cuenta de la estrechez de esta y de su afinado hocico, es lo que nos muestra también si observamos su cráneo. Es quizás ello una adaptación para acceder a pequeños escondrijos de aquellos micromamíferos de los que se suele alimentar. Recordemos esa mítica escena de los programas de Félix, donde una pareja de ginetas pretendían acceder al cubil de unos lirones caretos, saliendo victoriosos estos últimos poniendo en acción sus amenazantes ruidos.

Tienen las preciosas ginetas también, unos afilados dientes que seccionan las presas como cuchillos. Sus finos colmillos llevan rápidamente a la muerte a sus capturas, y es que es la gineta es una magnífica cazadora trepadora de árboles y roquedos.

Os dejo a continuación una serie de fotos donde podréis observar lo comentado. Como siempre espero que os sean de interés, y que os ayuden a identificar su cráneo si en alguna ocasión os encontráis con uno. 













 Y como siempre, gracias por vuestra visita.